No mueras con tu música dentro de ti
mayo 26, 2022

Corría un 3 de Julio del año 2003 cuando D. Gonzalo Blay, tras 12 años como técnico en mantenimiento electrónico en Helados Alacant, decidió emprender el viaje de aventurarse por cuenta propia y darle forma a su proyecto personal.

Su cometido no era otro más que ofrecer sus servicios a terceros y fundar así una empresa en la que pudiera realizar y desarrollar el diseño y mejoras técnicas para procesos industriales. Ya sea para mejorar la calidad, aumentar la producción o la seguridad de las personas. Un terreno en el que Gonzalo se sentía cómodo y con el ímpetu de explorar.

Para poder arrancar y llevar acabo su propósito, adquirió un pequeño local de 60 metros cuadros en la calle Trafalgar de San Vicente del Raspeig, donde empezó a realizar trabajos orientados a los sectores de la electrónica, electricidad y neumática.

Algunos de sus principales clientes por aquel entonces ya fueron: Helados Alacant, Aquastyl 2000 SA, Nueva Cerámica ARB, Bollería BJV, Proincer SA y Cauchos Gimenez, entre otras industrias locales.

Gonzalo comenzó sólo y al poco tiempo fue incorporando al equipo compañeros que a día de hoy son pilares fundamentales en la empresa, tales como Pedro Serrano, Jose Manuel Diaz y Sebastián Varea.

Con los años hubo un crecimiento en volumen de trabajo, lo cual hizo casi insostenible poder almacenar material y el montaje de cuadros eléctricos en aquel diminuto local de la C/Trafalgar, por lo que se vió obligado en el año 2008 a adquirir una nave de dos plantas en el Polígono Industrial Canastell de San Vicente. Espacio más que suficiente para la ampliación del negocio.

Fue entonces en el año 2016 cuando Gonzalo contrató a Pablo Ramos como Técnico Comercial y un año después de su incorporación en Enero 2017, Gonzalo termina confiando plenamente en Pablo para que tome las riendas directivas, asuma el cargo de Director Ejecutivo y así aporte un nuevo enfoque y cultura de empresa con su experiencia y entusiasmo en el sector de la mecatrónica.

Dos años después, en Marzo del 2018, Pablo con la visión de crear un departamento de Ingeniería mecánica y empezar así con el desarrollo de maquinaria industrial a medida para futuros clientes, fichó a Pascual Hurtado por su veteranía en diseño de máquinas y elementos mecánicos. Y así fue como entre Gonzalo, Pablo y Pascual aunaron esfuerzos para empezar a dar forma a lo que son las tres líneas estratégicas de Sualver por ingenierías; electrónica, eléctrica y mecánica junto con sus correspondientes talleres. Fue por eso que tras el alto nivel de implicación de Pascual, tanto Pablo como Gonzalo no dudaron en hacer partícipe a Pascual dentro de la sociedad al año de su incorporación.

Debido a la creación del Dto. de Ingeniería mecánica el taller de la nave y las oficinas se volvieron a quedar pequeños. Por lo que, se adquirió en 2020, en el mismo polígono una nave mucho más grande que permitiese la expansión del negocio.
Con un buen proyecto de interiorismo y mucho cariño transformaron 1200m2 en lo que es a día de hoy la actual sede de Sualver y de la que estamos bien orgullosos. Consiguiendo así aportar un valor añadido a la empresa ante sus trabajadores y así reforzar los vínculos entre los equipos de trabajo.

Fin de prácticas

Fin de prácticas

En Sualver llevamos varios años colaborando con la agencia Mobility projects para ofrecer a jóvenes Europeos con formación en Ingeniería mecánica, eléctrica o IT, la oportunidad de cooperar con unas  prácticas de empresa remuneradas  dentro del programa Erasmus+.

Hacia la ISO 9001

Hacia la ISO 9001

Nos complace comunicar que desde SUALVER hemos iniciado el camino de implantación del sistema de calidad ISO 9001:2015 conforme nuestro plan estratégico de mejora continua. Con la intención de fortalecer la la satisfacción de nuestros clientes y la motivación de nuestro equipo.

Aplicaciones robóticas en la industria

Aplicaciones robóticas en la industria

Actualmente existen variedad de aplicaciones en la industria en las cuales se hacen uso de robots como elemento indispensable en una gran parte de los procesos de producción. Por su propia definición la robótica industrial es multifuncional, esto es, puede ser aplicado a un número, en principio ilimitado, de funciones. No obstante, la práctica ha demostrado que su adaptación es óptima en determinados procesos industriales en los que hoy día el robot es sin duda alguna, la solución más rentable.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Verificado por MonsterInsights